Concesionario multimarca de vehículos de ocasión WORLDCARS ®
05/05/2020

Cómo son las luces de los coches y cómo utilizarlas

En este artículo te explicamos diferentes consejos para que uses adecuadamente las luces de tu coche y así, que puedas conducir de forma totalmente segura.

Demos la importancia que tiene el utilizar correctamente las luces disponibles en nuestro vehículo.

La buena utilización de ellas nos asegurará una segura conducción para nosotros, como conductores del vehículo y para el resto de los conductores que nos encontramos en la carretera.

El uso de las luces es para que podamos ver mejor, al igual que para que nos vean los demás conductores y evitar o reducir la posibilidad de accidentes.

No debemos olvidar que un correcto alumbrado nos será imprescindible cuando se nos presenta un caso de emergencia, para dejar nuestro coche inmovilizado en tránsito donde las carreteras están poco iluminadas, al anochecer, en carreteras con muchas curvas, túneles con poco acceso a la visibilidad, por factores climatológicos, etc.

Es esencial y clave en la seguridad vial que contemos con las luces que precisamos, sin olvidar ninguna de ellas como las de marcha atrás, antiniebla, de freno o las luces traseras.

Además de considerar todas las luces disponibles es muy importante que se revisen correctamente los faros, así como dependiendo de la carga, ya que cabe la posibilidad de deslumbrar.

De primeras, lo que debemos hacer es averiguar dónde se ubican los mandos que controlan las luces del vehículo.

En ocasiones podemos alquilar coches y no conocemos de buena mano el funcionamiento de él, en especial el control de las luces disponibles. Por eso es muy importante saber “cómo van las luces”

Qué dice la Ley sobre ¿Cuando tenemos que encender las luces? La norma recomienda que se enciendan entra la puesta de sol y su salida por la mañana, pero normalmente se utilizan cuando no existe mucha visibilidad, por ejemplo, días nublados, lluvias con niebla, etc.

Es muy importante que tu coche esté equipado con un correcto alumbrado para cada momento, que revises todos los componentes para la iluminación del coche (sin olvidar luces traseras, de freno, marcha atrás y antiniebla).

Y no olvides comprobar el reglaje de los faros (haciendo hincapié cuando el coche vaya cargado más de lo normal, porque puede deslumbrar).

Si no eres tú el que deslumbra y son los otros conductores, se reducirá tu visibilidad, por lo tanto, disminuye tu velocidad progresivamente, y si fuera necesario, puedes llegar a parar siempre que lo hagas de manera progresiva y sin que suponga un peligro en la carretera.

Reglaje de las luces de posición

De entre el alumbrado de tu coche, tiene que estar equipado con seis tipos de luces. Ellas van a servir tanto para que tengas suficiente visibilidad como para que otros conductores te puedan ver y puedas ser visto en cualquier momento.

Te explicamos la utilización de cada una de ellas y en qué momento se deben utilizar:

Luces para tener visibilidad -para ver adecuadamente-

Luces de cruce (corta)

Son las más conocidas y habituales, su uso se destina a cuando anochece en cualquier vía transitable y cuando es de día se usan en el momento en que no hay suficiente visibilidad por lluvia, niebla, nieve, humo o polvo.

También es recomendable usarlas por el día, aunque no haya riesgo de poca visibilidad-esto hará que otros coches te vean mejor-. Con las luces diurnas, tenemos que recordar que sólo tenemos delanteras.

Es aconsejable, pero no obligatorio, conducir por la vía con las luce de cruce encendidas durante el día, porque los vehículos como hemos dicho, nos distinguirán mejor.

Debemos recordar que algunos coches equipan no son sustitutivas del alumbrado de corto alcance.

Su uso por la noche, es siempre obligatorio en todas las vías y por supuesto en los momentos en que vayamos a pasar por túneles, carriles reversibles, adicionales y habilitados para circular en sentido contrario, ya sea de día o de noche.

Luces de carretera (largas)

Tienen un largo alcance con el que se pueden apreciar todos los detalles de seguridad de las vías, por eso son con las que mejor vamos a ver de noche.

Al preciar todos los detalles la conducción se hace mucho más segura.

Es recomendable usarla siempre que sea de noche, pero hay excepciones en las que no debemos usarlas: cuando con las luces de cruce vemos suficientemente bien, cuando exista la posibilidad de deslumbrar a otro conductor (en este sentido hay que prestar especial atención a los coches que vienen en sentido contrario- aunque la autovía tenga mediana)

Así como cuidar de no deslumbrar a aquellos coches que van delante nuestra, y por último cuando se circula por zonas urbanas.

Las luces “largas” además se utilizan para avisar a través de ráfagas destellantes con el objetivo de detallar que el vehículo avisado: no lleva las luces encendidas, tiene una puerta medio abierta, tiene una rueda pinchada…

En el momento en que se produzcan deslumbramientos, cambiarse a la luz de cruce si se deslumbra a peatones o a otros conductores de frente o a través de los retrovisores.

No se deben utilizar por poblado, ya que no será necesario. En las autovías y autopistas es donde se tiene que tener más cuidado y cambiarlas a la luz de cruce cuando viene un vehículo de frente o estamos adelantando a otro.

Antiniebla

Tenemos disponibles las luces antiniebla delanteras y traseras. En el caso de las delanteras se tratan de una potente luz, ancha y baja, y nos sirve perfectamente bien para seguir las líneas del borde de la calzada.

Pueden utilizarse solas o combinadas junto con las de cruce y largas. No es obligatoria.

En determinadas circunstancias, la iluminación principal (cruce y carretera) nos puede ser insuficiente y tendremos que considerar ‘añadir’ otras luces como las antiniebla ya que suponen un refuerzo luminoso.

Su uso es para esos  momentos en los que nos encontremos con una baja visibilidad y disminución de la seguridad, ya sea por lluvia intensa, nevadas o nieblas muy espesas o humo y polvo.

Las luces antiniebla, como refuerzo luminoso que son se tratan de luz potente, baja y ancha, siendo muy útiles para combinarse con las luces de cruce o las luces largas.

Con ellas, es una combinación perfecta cuando la climatología nos deja poca visibilidad.

No es obligatoria –si no la llevas no tienen por qué sancionarte- aunque hoy en día la equipan la mayoría de los vehículos, y resulta muy útil cuando las vías son estrechas y tienen sucesivas curvas, gracias a su mejor alcance lateral.

Luces para que seamos vistos correctamente

Marcha atrás

Se compone de una o dos luces de color blanca que se enciende de manera automática al accionar la marcha atrás. De esta manera, al accionarla estamos avisando a los peatones y conductores que el vehículo va hacia atrás.

Su principal función es advertir a los conductores y los peatones de que el vehículo va a circular hacia atrás.

Además, también se Ilumina la parte de detrás del coche cuando estamos realizando las maniobras, lo que es muy útil cuando es de noche o cuando estamos estacionando en aparcamientos subterráneos o con poca visibilidad.

Luces de posición

Acompañando siempre a las luces cortas, las largas y los antiniebla, se encienden siempre que usemos las otras luces. De esta manera, indicamos la posición del vehículo, así como también la anchura y amplitud del mismo.

Según la norma, al inmovilizar el vehículo en la calzada o en el arcén, se deben accionar, aunque simplemente con ellas solas, no debemos circular nunca, ya que sólo indican la ubicación del móvil y su anchura.

La norma dice que, si inmovilizamos un vehículo en la calzada o en el arcén, las debemos encender.

Recuerda que bajo ningún concepto podrás circular únicamente con éstas puesto que simplemente posicionan al vehículo en el espacio, pero no iluminan.

Antiniebla trasera

Consiste en uno o en ocasiones dos luces rojas, que de normal son más intensas que las de posición, y se sitúan detrás en la parte trasera con el fin de evitar accidentes o alcances.

Es obligatorio sin excepción para todos los vehículos-sin incluir a las motocicletas-. Estas nos permiten señalizar la situación del vehículo en las condiciones donde se nos hace difícil la visibilidad como nieblas, lluvias intensas, nevadas, humo o polvo.

En caso de pasar por tramos donde las condiciones son especialmente desfavorables con niebla densa, lluvia o nevada intensa… se deben encender.

Precaución con su uso exclusivo para condiciones desfavorables porque su uso mal empleado puede deslumbrar a los conductores que van detrás de ti.

Luces de emergencia

Éstas se activarán en caso de emergencia. En caso de activarlas se encenderán los 4 intermitentes simultáneamente para advertir por ejemplo que se va a frenar por emergencia, se está parado a consecuencia de una caravana, obras etc.

Su señal indica que hemos tenido que parar por cualquier emergencia, y así el conductor de detrás tendrá precaución de parar con antelación.

Intermitentes

Con el fin de informar a los demás conductores que se inician las maniobras oportunas, se usarán. De esta manera prevemos a los conductores de nuestras maniobras con el fin de prevenir alcances.

Vistas las luces que disponen nuestros coches, hay que hacerse esta pregunta, ya que es algo que consideramos normal, pero hay muchos conductores que no tienen una buena alineación de los faros y deslumbran a los demás conductores.

¿Los faros de tu coche están alineados correctamente?

Es muy importante que las luces de tu coche estén correctamente alineadas. Así, te asegurarás que tu conducción sea segura y eficiente.

Los faros excesivamente suaves no sacan todo su potencial y su eficacia al anochecer se pierde, en especial en las carreteras que no tienen iluminación artificial.

Por el contrario, si son excesivamente fuertes, dejarán deslumbrados a otros conductores y no iluminarán adecuadamente el asfalto.

Los coches que tienen la regulación interna para la altura de los faros dejan y permiten compensar las diferencias que hay en la altura de la suspensión en relación con el aumento del peso si hay carga extra.

Pero ojo porque no son dispositivos de alineación: si tus luces están desalineadas, no se resolverá el problema de la alineación con estos dispositivos.

Tendrás que llevarlo a un taller de confianza para ello. En este momento, si has comprobado una disminución en el rendimiento de las bombillas de los faros, tendrás que solicitar también su sustitución.

Actualmente el mercado presenta Halógeno, Xenón, LED y muy recientemente el láser. Éstos tienen una mínima degradación en la luminosidad y superan a las ya clásicas incandescentes de tungsteno.

Diciendo esto no te estamos diciendo que tus faros estén desfasados, sencillamente infórmate en el taller de confianza y básicamente no conduzcas nunca con unos faros fundidos o partidos.

Básicamente porque es ilegal además de ser extremadamente peligroso para ti y para los demás conductores.

Bien iluminado también sobre dos ruedas

Actualmente las carreteras nacionales han visto incrementado el número de ciclistas, asique consideramos importante recomendar algunas reglas de iluminación para los ciclistas.

Nos vendrá bien tanto si somos ciclistas como si nos encontramos a un número considerable de ellos siendo nosotros el conductor.

Los ciclistas también deben usar diferentes tipos de iluminación y de posición cuando la visibilidad se reduce o es insuficiente, ya sea porque anochece o por condiciones desfavorables como lluvia, niebla, nieve, humo o polvo.

Deben considerar llevar siempre que sea necesario:

  • luz de presencia delante, de color blanco;
  • luz intermitente (o fija) detrás, de color rojo;
  • dos reflectores en cada rueda.

Para finalizar, como anécdota, queremos hacer hincapié en la correcta utilización de las luces cuando se necesiten.

Estaremos acostumbrados a escuchar “la gente que no quita las largas”, ya que deslumbra a otros conductores.

Puede que nos demos cuenta que en muchas ocasiones somos nosotros los que hemos cometido ese error.

¿Y tú, estás dispuesto a no cometer más errores de ese tipo? Esperamos haberte ayudado con este artículo.

 

 

Volver a las noticias