Concesionario multimarca de vehículos de ocasión WORLDCARS ®
11/05/2020

Guía de compra de vehículos para empresas

Muchas veces, los autónomos piensan en adquirir un coche de empresa sin llegar a saber todas las ventajas que la compra de un vehículo puede tener en su empresa. En nuestro artículo queremos ayudarte con una serie de claves para que tu elección sea la mejor.

Por eso te explicaremos primero las ventajas tanto empresariales como para particulares, así como diferentes factores que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar uno o varios vehículos para tu empresa. Queremos que, después de leer el artículo, conozcas todo sobre los vehículos de empresa y que tu elección sea la que mejor se adecue a tu empresa y a sus necesidades.

Lo primero que debemos tener en cuenta es el gasto que podemos invertir cuando necesitamos comprar un vehículo.

Para eso, tenemos que saber que comprar un coche de empresa desde el 2015 es mucho más barato, ya que los incentivos fiscales que reciben los autónomos cuando se van a comprar un vehículo para su empresa tienen unos descuentos y mejorías gracias a una mejora de hasta un 30% sobre el IRPF dependiendo del tipo de vehículo y las emisiones.

Si ya tienes comprado el vehículo para tu empresa, podrás disfrutar de dos diferentes ventajas: las ventajas empresariales y las ventajas particulares. Veamos las diferencias que hay entre unas y otras y así entenderlas un poco mejor:

Ventajas empresariales

Las dos ventajas más principales que podemos obtener siendo empresa y comprando un vehículo para la empresa son la deducción en el IVA y en el IRPF.

En base a los informes que Hacienda ofrece, el autónomo puede llegar a deducirse hasta un máximo del 50% del IVA en la compra y el mantenimiento del coche de empresa. No obstante, no es algo tan sencillo, porque para deducirnos el IVA primero debemos demostrar que el coche se utiliza meramente para que la empresa desarrolle su actividad económica.

¿Cómo se puede justificar que el uso del vehículo es solo para nuestro negocio? Simplemente tenemos que presentar en Hacienda un justificante un listado de todos tus clientes, calendario de visitas, presupuestos que hemos utilizado con nuestros clientes… Es decir, todas las actividades en las que se refleja que hemos tenido la necesidad de usar nuestro vehículo como parte de la actividad empresarial.

Respecto al IRPF de la empresa, Hacienda considera que los vehículos que se compran para un negocio tienen un uso de un 80% para la actividad laboral y un 20% para la actividad privada. Esto quiere decir que, a efectos fiscales, “el 20% del valor del automóvil se considera una retribución en especie de la que disfrutará el trabajador”.

Por lo tanto, para poder obtener la cifra que tenemos que declarar a Hacienda proveniente de la retribución por la compra de nuestro vehículo, tenemos que tener en cuenta tanto el precio de compra del coche, así como los días que le vayamos a dar como uso particular divididos entre los 365 días del año, y el 20% de retribución en especie. Para que se entienda mejor, vamos a ver un ejemplo:

Un vehículo tiene el coste de 30.000 € para nuestra empresa, por lo que con el fin de calcular la retribución en especie deberemos de hacer el cálculo siguiente: 30.000 x 20% (retribución) x 0,153 (53/365, sabiendo que solo se descansan los domingos) tiene una solución de= 918 euros de pago en especie.

Con este caso la declaración es poca, porque los únicos descansos son los domingos. Pero generalmente se suele tener en cuenta 145 inclusive, ya que solamente descansamos los domingos.

 

Ventajas particulares

Si somos particulares también podemos hacer uso de los beneficios a la hora de comprar un vehículo para la empresa, ya que, generalmente, a la hora de adquirir un vehículo para nuestra propia empresa, se suele utilizar para algunos asuntos particulares, por eso encontramos los beneficios cuando necesitamos retribuir en especie el uso privado, como hemos hablado en la anterior sección.

Sin emargo, adquirir un vehículo para nuestra empresa también permite reducirnos hasta en el 50% los gastos de IVA para el combustible y el 50% del IVA en las posibles reparaciones y mantenimiento del coche de empresa. Siempre que tengamos pruebas que es un gasto necesario para el buen funcionamiento de la actividad profesional.

Comprar un vehículo para tu empresa

Cuando pensamos en el mercado del automóvil en España, siempre tenemos en mente el segmente de los particulares y se le da mayor importancia lógicamente, ya que a lo largo de la historia siempre el particular ha sido mucho más numeroso que el autónomo en nuestro país.

Pero esto está cambiando, ya que cada vez son más las empresas grandes o pequeñas. Estas empresas suponen gradualmente un crecimiento en las ventas para los fabricantes de los coches.

Pero más allá del crecimiento en el sector de las empresas y la repercusión en el mercado automovilístico, nos interesa saber en qué características debemos fijarnos como empresa en el momento de elegir un vehículo.

Aunque a veces nos puede más la estética, debemos comprar racionalmente. Por eso te explicamos una serie de claves con las que te ayudaremos a ahorrar tiempo y dinero(tanto para autónomos como para particulares):

Si una empresa necesita tener un vehículo, los días que pueda pasar en el taller es dinero perdido para el dueño. Por eso la estancia anual en el taller por intervenciones totales debe ser de 1,95 días, ni más ni menos, ya que puede resultar desastroso económicamente.

Es clave entonces buscar vehículos que no tengan fallos, que sean fiables y que puedan tener una buena red de postventa.  Te presentamos las cinco mejores marcas respecto a los días anuales y el comportamiento que tienen:

  • El uso

MARCA

Días de media en taller anuales

Toyota

1,25

BMW

1,30

Peugeot

1,47

Audi

1,56

Volkswagen

1,58

 

En este sentido, debemos tener en cuenta también otro factor clave desde hace un tiempo: las restricciones a la circulación por episodios de circulación.

Siguiendo esta recomendación, los vehículos que presentan mayores ventajas en este sentido son los vehículos con un etiquetado de emisiones 0 y ECO (coches eléctricos, híbridos enchufables, híbridos y los vehículos propulsados por GLP y GNC).

Esta clase de vehículos no solo hacen que la empresa tenga una buena imagen medioambiental, sino que hace que sus vehículos sigan en uso en los momentos en los que hay restricciones al tráfico rodado con el fin de evitar la contaminación (reducir el nivel de partículas y óxidos nitrosos NOX, mayormente provocados por los motores diésel y que son nocivos para la salud).

Hemos de tener cuenta que, en España, tenemos más de un millón de negocios, el 43,7% se concentran en y el 16,4% en Barcelona.

De esta manera, son las cuatro provincias (añadiendo Valencia y Alicante) en las que se concentra el 65% de las empresas. El impedimento de poder circular en estas zonas urbanas se convertiría en un hándicap para la economía de las empresas y de España.

  • Imagen

Los responsables de prensa y marketing hacen conocer a través de informes y revistas cuáles son las marcas con más importancia y valor de marca. Cada año se hacen rankings con las marcas más valiosas.

Estos rankigs se basan en la percepción que los usuarios tienen de los diferentes vehículos y es decisivo cuando vamos a comprar un vehículo para nuestra empresa. Además, solemos fijarnos en las marcas con una gama mayor (urbanos, vehículos comerciales, todoterrenos…).

  • Postventa

Para los gestores de flotas es imprescindible que sus coches se encuentren a punto en el menor tiempo posible. Este es uno de los factores que más influyen cuando tenemos que decidirnos por una marca u otra.

El servicio de postventa del fabricante es algo realmente importante que tenemos que tener en cuenta, así como la oferta de coches de sustitución y servicio de taller son factores que hemos de priorizar. La recepción debe ser inmediata y es indispensable que dispongamos de un asesor de la casa como único interlocutor, para agilizar los trámites.

  • Adecuación

Las empresas pequeñas son aquellas empresas que disponen de entre uno y diez vehículos, por eso tratan de buscar un asesoramiento algo más cercano con las marcas y una completa cobertura y financiación.

Las empresas medianas que disponen de entre 11 y 50 coches, generalmente tienen que buscar una concreta asesoría. Y las grandes empresas, con una flota de más de 50 coches terminan buscando un mejor descuento y mayor, por volumen.

  • Financiación

Cuando necesitamos adquirir uno o varios coches, las empresas tienen la posibilidad de elegir diversos tipos para realizar la financiación. A la hora de realizar la compra del vehículo, es bastante inusual hacerlo al contado, esta posibilidad sólo podría darse en las pequeñas empresas.

Es más frecuente que las PYMES opten por una financiación que se adapte mejor a sus necesidades para poder obtener el vehículo en propiedad y poder pagarlo de forma cómoda.

  • Renting

Para las empresas grandes, que tienen flotas de tamaño considerable, es casi que la única opción a tener en cuenta.

Aunque la propiedad del vehículo sea por parte de la compañía de renting, son ellos los que se encargan de su mantenimiento y de otros gastos como es el seguro, de esta forma libera a la empresa cliente de las preocupaciones como (pasar la ITV en función del contrato de renting.

  • Leasing

Cada vez existen más PYMES que se adhieren al leasing para adquirir sus vehículos. En este caso, encontramos la mayor diferencia con el renting es que tenemos la opción de comprar el vehículo al terminar el periodo de alquiler.

También podemos optar a determinadas ventajas fiscales, aunque en este caso, los costes del mantenimiento del vehículo corren a cargo de la empresa que contrata el leasing.

Claves para elegir un buen vehículo para tu negocio

04_Imagen 1

¿Eres dueño de una empresa o eres autónomo? Pues estas indicaciones te interesan: las claves para elegir un buen vehículo para tu empresa. En base de las características y las necesidades de cada empresa, será mejor un tipo de vehículo. Si vas un poco perdido sobre qué coche elegir en base a tu tipo de empresa, sigue leyendo nuestro artículo.

Comenzaremos con una idea fácil y sencilla, pero importante: el tipo de vehículo que elijas tiene que cubrir las necesidades clave para tu empresa. ¿Tienes una empresa de transportes? ¿Tu start up vende bienes a través de comercio electrónico? ¿Eres autónomo, y piensas que un vehículo propio para tu día a día es lo que necesitas? Debes tener en cuenta todo ello para elegir tu mejor vehículo. estos puntos deben ser tenidos en cuenta a la hora de elegir automóvil.

¿Qué preguntas debemos hacernos antes de elegir vehículo para nuestra empresa?

  • ¿Qué necesidades tiene tu negocio?

La primera pregunta que tienes que hacerte es cuáles son las verdaderas necesidades que necesitas cubrir, a la hora de escoger un vehículo para tu negocio.

Para responder a esta pregunta, es mejor que escribas y anotes las cosas que consideras importantes. De esta manera irás determinando qué objetivo buscas realmente con el que el vehículo de tu empresa deberá cubrir.

¿Necesitas espacio para una gran carga? ¿O un vehículo libre para circular a través de zonas restringidas al tráfico? ¿Cuántos ocupantes necesitas que viajen en el vehículo? Responde a este tipo de preguntas y descartarás algunas opciones y saldrán nuevas.

  • ¿De cuánto presupuesto dispones?

En estos casos es muy importante y a la larga beneficioso que te limites sencillamente al presupuesto del que dispones. Has de tener muy presente que el vehículo que elijas para tu empresa se va a convertir en una herramienta más para tu trabajo; no te dejes llevar por comprar cualquier capricho.

Tienes que recordar que comprar un vehículo te va a suponer un desembolso importante de dinero, además este desembolso va asociado a unos gastos anuales por el seguro, mantenimiento etc.

Si necesitas realizar un presupuesto lo más realista posible, podrás utilizar una herramienta que realiza un análisis TCO (las siglas en inglés de «coste total de propiedad»); Este sistema se trata del cálculo que nos ayuda a conocer los costes reales, sean directos o indirectos. Así como los beneficios del vehículo, que hemos hablado antes de degravarse el IVA y del IRPF.

¿Un leasing?

Antes de decantarte por comprar un vehículo para tu negocio, no tienes que olvidar que puedes contemplar y analizar si te compensa opción de leasing o de renting. El leasing se asemeja mucho a una determinada y exclusiva forma de financiación del vehículo.

Este método de alquiler con largo plazo se refleja en su contrato una opción de poder comprar al finalizar el período (será el cliente si, en el momento de llegar al final del contrato, toma la decisión de comprarlo o no; si decide comprarlo, tendrá que pagar el valor residual del vehículo en alquiler).

Pensado para empresarios y autónomos. El leasing no se dedica al sector de ofrecer sus servicios a particulares. El leasing se trata de un arrendamiento financiero que está regulado por la Ley 26/1988.

Su duración puede llegar a ser de entre dos y seis años. Al terminar el contrato, podemos optar a comprar el vehículo si pagamos el valor residual. Si se prefiere no adquirir el vehículo, se podría optar a demandar una prórroga, para lo que se deberían negociar cuotas nuevas, nuevo vehículo y nuevo contrato.

Como hemos explicado antes, el leasing no incluye los gastos de mantenimiento, impuestos, seguro… al ser considerado una forma de financiación. Además, las cuotas del leasing son bastante más bajas que las del renting; pero el principal problema, respecto al Leasing es que, si el coche tiene una avería, eres tú el que se tiene que hacer cargo.

Vehículos limpios

Tal y como hemos comentado anteriormente, si necesitas realizar tramos por zonas donde el tráfico está restringido o limitado, es muy buena opción que te decante por un vehículo limpio, es decir, aquel coche que le pertenezca la etiqueta Eco o Cero de la DGT.

De esta manera, no solo vas a ahorrar en costes, así como con el impuesto de matriculación, sino que adicionalmente podrás ahorrarte los problemas en la circulación cuando tengas que acudir a ese tipo de destino, aquellos donde sí o sí tienes que pasar en tu ruta y están restringidos o limitados.

Volver a las noticias